El Sistema Central es una cordillera compuesta por varias sierras, estando presentes en la Comunidad de Madrid las sierras del Malagón, Guadarrama, Somosierra y Ayllón. Concretamente, la Sierra de Guadarrama se encuentra a escasos 60 kilómetros de la ciudad de Madrid y es muy frecuentada por todos los madrileños pues supone un verdadero oasis para la práctica de diversas actividades al aire libre, el contacto con la naturaleza y, en definitiva, un alivio frente a la ajetreada vida diaria en la gran urbe, y es por todo ello que cariñosamente se la apoda Sierra de Madrid.

Existen un sinfín de puntos de interés, citando alguno de ellos: Cuerda Larga, el circo glaciar de Peñalara y las lagunas de montaña, la calzada romana de Cercedilla y los puertos de La Fuenfría, Navacerrada, Cotos, Canencia y Morcuera así como todas las rutas de senderismo que salen desde estos lugares; La Pedriza, la Sierra de La Cabrera…

Geología de la Sierra de Madrid

Geológicamente hablando, la Sierra de Madrid es fruto de varias etapas de deformación:
La primera etapa de este modelado tuvo lugar durante la Orogenia Varisca (380-280 Millones de años) durante la colisión de los continentes Laurasia y Gondwana, de la cual nació el megacontinente Pangea. El plegamiento de un sustrato inicial de granitos y sedimentos da lugar a la formación de rocas metamórficas como son los gneises glandulares graníticos, leucogneises, ortoanfibolitas, paragneises, metasamitas, rocas silicatadas cálcitas, etc.

El movimiento de las placas y el calor generado, ocasionan la ascensión de enormes cantidades de rocas ígneas, las cuales no progresan hasta la superficie, sino que quedan emplazadas en el subsuelo, donde enfrían lentamente: son los llamados plutones y batolitos (compuestos por varios plutones), rocas ígneas plutónicas de composición granítica, ejemplos de los cuales son los batolitos de Alpedrete, Mataelpino, Sierra del Francés y La Predriza así como el plutón de La Cabrera. También en esta época se originaron diques y rocas filonianas, debido al relleno de fracturas por parte de fluidos hidrotermales.

La segunda etapa la constituye la Orogenia Alpina (55Ma-actualidad) cuando colisiona el continente africano con Europa. Durante esta orogenia se produce el replegamiento de los materiales, se reactivan las fallas creadas en el evento anterior, con el consiguiente movimiento de los bloques que forman la Sierra y se produce su elevación.

Finalmente, tienen lugar los procesos de glaciarismo, periglaciarismo y erosión fluvial, que nos han dejado la morfología que hoy en día podemos apreciar.

Explotaciones mineras de la Sierra de Madrid

En la Sierra de Madrid se encuentran varias explotaciones de granito para piedra de construcción. De vez en cuando los avances de estas canteras cortan algún dique o se topan con alguna pegmatita saliendo a la luz una gran variedad de ejemplares minerales. Así, se han llegado a obtener cuarzo ahumado, feldespatos, moscovita, turmalina, topacio, berilo, casiterita, clorita, calcita, prehenita, minerales del grupo de las zeolitas, granates, bavenita y algunos minerales poco frecuentes,…

Existen numerosos indicios de explotaciones mineras en la Sierra de Madrid, estando todas ellas asociadas a yacimientos de rocas filonianas y yacimientos pegmatíticos. En la Sierra de Madrid se han extraído metales como plata, cobre, wolframio, estaño, molibdeno, oro (anecdótico), etc.

En la mayoría de los casos, las antiguas explotaciones pasan desapercibidas por el derrumbe de las paredes o las bocaminas y el crecimiento de la vegetación, quedando de alguna de ellas únicamente una difusa escombrera; también las hay inaccesibles por la inundación de los pozos, algunas fueron valladas y otras se encuentran en terreno privado. Hace escasos dos años, concretamente el 25 de junio de 2013, se proclamó la creación del Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama, quedando estos parajes naturales de gran valor ecológico bajo la protección de esta figura.

Minas de la Sierra de Madrid

Como ejemplo de minas de galería se pueden citar la mina Primera Cabezo Líjar, en las cercanías del Puerto de los Leones, de donde se extraía wolframita, distinguiéndose también casiterita, molibdenita, calcopirita, malaquita, azurita, crisocola, cuarzo, moscovita; la mina de Collado Albo, visible desde la Fuente de los Geólogos, cerca del Puerto de Navacerrada, de la que también se extrajo wolframio y probablemente arsénico y hoy en día se puede observar pirita y marcasita; o la mina de El Cubero, en el municipio de Miraflores de la Sierra, en la que hoy en día se observan óxidos de hierro y se piensa que se pudo extraer arsénico.

Mina de plata de Bustarviejo

Mina de plata de Bustarviejo

Mención aparte merecen las minas de la Cuesta de la Plata de Bustarviejo, las minas metálicas que más tiempo permanecieron en activo en la Comunidad de Madrid.
Ubicadas en el municipio de Bustarviejo, estas minas de plata fueron descubiertas en el s.XV y explotadas principalmente en los siglos XVII y XVIII, cuando se llegó a producir plata en lingotes en las fundiciones existentes tanto a pie de mina como en el mismo pueblo, incluso se llegó a mencionar la presencia de oro. La mineralización está compuesta por As-Fe-Cu-Pb-Ag-Zn-Sn, encontrándose minerales de estos elementos en pequeñas bolsadas y filones de cuarzo, y concretamente la plata en forma de matildita.
Actualmente, se conservan las ruinas de la torre y la rueda del molino del mineral ambas de 1660, y se pueden vislumbrar las labores mineras, distinguiendo en ocasiones las más antiguas de las más recientes.

Otros yacimientos que también se pueden citar, aunque estrictamente hablando no forman parte de la Sierra de Guadarrama, podrían ser varias de las minas entre las localidades de Guadalix de la Sierra, Colmenar Viejo y Hoyo de Manzanares que en su día explotaron casiterita, wolframita, arsenopirita, molibdenita y minerales de cobre; y en las cercanías del pueblo de Zarzalejo, se encuentran los yacimientos de pórfidos de la Machota Baja, de donde han salido buenos ejemplares de ortosas, con sus maclas tan particulares.

Hoy en día se pueden encontrar rutas de senderismo, en ocasiones promovidas desde los ayuntamientos de los pueblos, cuyo recorrido conecta una o varias minas, uniendo la pasión por la naturaleza con la divulgación del patrimonio minero. En esta variante del turismo geológico, el visitar labores de extracción mineral y poder ver de primera mano las rocas, escombreras y a veces las ruinas de los campamentos mineros, lleva al excursionista al pasado, a una parte de la historia y lugares poco conocidos.

 

Bibliografía:

Información general.
https://es.wikipedia.org/wiki/Sierra_de_Guadarrama
http://www.entrecumbres.com/sistemas-montanosos/sistema-central/

Cartografía geológica del IGME, MAGNA 50 (2ª Serie): hojas 484, 508 y 509 y sus respectivas memorias.
http://info.igme.es/cartografia/magna50.asp?c=s

Pegmatitas de la Sierra de Guadarrama.
http://espiadellabo.com/depositos-minerales/las-pegmatitas-graniticas/pegmatitas-de-la-sierra-de-guadarrama-espana/

Luis Jordá Bordehore. Octavio Puche Riart. Luis Felipe Mazadiego Martínez.
La minería de los metales y la metalurgia en la Comunidad de Madrid. http://oa.upm.es/10522/1/PARTE1.pdf

Luis Jordá Bordehore. Octavio Puche Riart. Luis Felipe Mazadiego Martínez.
La Historia de las minas de plata de Bustarviejo.
http://oa.upm.es/10354/1/bustarviejo.pdf

Yacimientos minerales en la Comunidad de Madrid
http://mti-minas-madrid.blogspot.com.es/

Otros enlaces:

Allanita-Nd y minerales de elementos raros en pegmatitas graníticas de La Cabrera.
http://www.sociedadgeologica.es/archivos/REV/10%281-2%29/Art07.pdf

Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama.
http://www.parquenacionalsierraguadarrama.es/