Un año más acudimos a una de las citas ineludibles en el mundo mineral a nivel europeo, el Mineral & Gem de Santa María de las Minas 2016. Sainte Marie aux Mines es un evento único por muchas razones, pero quizá lo que más puede fascinar al visitante es la transformación de un pueblo perdido en un valle de Alsacia, en el centro de la mineralogía durante algo más de una semana, entre montaje y desmontaje.

Aunque por qué lo vamos a negar, todos los que acudimos a la feria de minerales de Santa María de las Minas buscamos una cosa, encontrar la pieza perfecta. Ese mineral que se ajuste a nuestras expectativas y además, tenga un precio razonable. Los coleccionistas acuden para ahorrase intermediarios. Los comerciantes a conseguir material para revender. Y en la magia de la feria chocan los dos mundos.

Santa María de las Minas, pura Alsacia

El valle en el que está situado el pueblo de Santa María de las Minas es el Valle de la Plata o Val d’Argent, ya que en las faldas de sus montañas hubo algunas concesiones mineras que explotaron este mineral, como es la  mina Tellure.

El verde viste las montañas. La humedad lo impregna todo. El clima cambia de forma rápida, pasando de días calurosos y soleados a otros de lluvias y viento, que invitan a coger una chaqueta.

El francés y el alemán conviven en la zona. Son los dos idiomas que prácticamente todos los residentes dominan, cosa que para los eternos aprendices de inglés es un problema, pues no es raro que de inglés no sepan nada. Al final las nuevas tecnologías (Google translator) y la buena disposición permiten que la comunicación fluya y que al final todos nos entendamos.

Y como buena tierra de vinos y cerveza, no falta una amplia variedad de cervezas y caldos. No en vano este año la exposición Prestige giraba en torno a la relación entre minería y viticultura.

Geología de Santa María de las Minas

Situado en el macizo de los Vosgos, Santa María de las Minas es un lugar perfecto para la formación de minerales. De hecho, el macizo de los Vosgos nace de los movimientos de las placas tectónicas, y está atravesado por varias fallas. La rigidez de las rocas y el movimiento de los fluidos hidrotermales facilitaron la creación de las vetas de minerales, entre los que destacaba la plata.

Minería

Desde la Edad Media la minería fue una actividad recurrente en Santa María de las Minas. Hasta hace poco se atribuía la primera mención a la explotación de plata alrededor del Siglo IX. Sin embargo, investigaciones recientes han permitido estimar que los primeros mineros en el Val d’Argent en busca de plata tuvieron lugar en época romana, alrededor del 200-300 A.C.

Este reciente hallazgo es el punto de partida de una recurrente actividad minera en la zona a lo largo de la historia, en la que se ha extraído plata, cobre, cobalto y arsénico.

Durante el Renacimiento hubo una “fiebre de la plata” que duró aproximadamente unos 20 años. El descubrimiento de nuevos yacimientos y la apertura de algunos ya conocidos enriquecieron a los habitantes de la zona. Durante ese tiempo no más de 80 minas fueron puestas en marcha.

En el Siglo XVI la minería ocupó hasta 3000 mineros, encontrándose minas en las que trabajaban entre 2 o 3 mineros de forma artesanal. Las explotaciones se llevaban a cabo con herramientas muy básicas como el cincel y el martillo. Los túneles de acceso contaban con una ligera inclinación para facilitar que el agua fluyera hacia el exterior.

El hallazgo de una gran veta de plata a mediados del siglo XVI convirtió a la mina Saint-Ghillaume en la más productiva de aquella época en la zona del Alto Rin.

A principios del Siglo XVII la minería decayó, no siendo hasta el Siglo XVIII cuando se retomaron algunas de las explotaciones. En esta época los mineros no buscaban nuevas vetas, se aventuraban en las antiguas minas para profundizar.

Hoy se estima que  existen alrededor de 300km de galerías, de las que solo se han explorado unos 60km.

Dentro de la mina Saint-Barthélémy

La mina Saint-Barthélémy se encuentra en el centro del pueblo de Santa María de las Minas. La visita, que puede hacerse en francés o inglés, te introduce en la minería del siglo XVI. En la boca de la mina aparece la fecha de 1522, sin embargo es un año aproximado.

La mina es estrecha, muy estrecha. El túnel se abre paso en un gneis en el que han quedado gravadas las marcas producidas por las herramientas. Como los anillos de crecimiento de un árbol, cada trazo de aproximadamente 2 o 3 cm de anchura corresponde a un día de trabajo.

En algunas zonas hay que agacharse, en otras encogerse. Para entrar te facilitan  un casco y un chubasquero. El interior es húmedo y la temperatura ronda los 8-10 grados en pleno verano.

Durante la visita te explican los trabajos y la historia de la minería de la zona. Llegaron a denunciarse un total de 400 concesiones, de las que solo alrededor de 8 fueron productivas. La picaresca no es sólo una virtud española.

Santa-Maria-de-las-Minas-2016

Zonas Mineral & Gem 2016

La hoy conocida como «Feria Internacional Mineral & Gem de Santa María de las Minas», o «International Exhibition Mineral & Gem in Sainte-Marie-aux-Mines», comenzó en 1962 como una pequeña bolsa de minerales de carácter local. Fue en 1966 cuando pasó de bolsa de minerales a exhibición internacional, tomando el nombre que hoy ostenta en el año 2012.

La feria tiene 5 días de duración, reservados los 3 primeros a profesionales, y los dos últimos abiertos a todo el público.  En 2015 contó con unos 1000 expositores y alrededor de 30.000 visitantes.

Los espacios de la feria están divididos principalmente en dos: Zona Mineral y Zona Gemas. A su vez, la zona mineral cuenta con otros 6 espacios diferenciados.

La zona mineral cuenta con alrededor de 37.000m2 y 750 expositores, y ocupa la parte alta del pueblo de Santa María de las Minas, transformando biblioteca, colegios, piscina pública o teatro en espacios dedicados a los minerales.

ValExpo o Vall d’Argent Expo

Dos naves o salones de exposiciones comunicados, ValExpo 1 y ValExpo2,  albergan mesas y mesas de expositores de todo el mundo. Unos 900m2 y 300 comerciantes de minerales, fósiles, micros y revistas especializadas.

En estos salones se vende más al detalle que en lotes, pero todo depende al final de la estrategia de cada comerciante.

De la tierra, en ValExpo 2 encontramos a Miguel David, Elite Minerals, de Totana, el líder indiscutible en fluorita asturiana. Este año con mucho lote y verdaderas maravillas de La Viesca.

También en ValExpo 2 encontramos a Litos o Cazameteoritos, de León.

En la calle principal que da acceso al ValExpo2 y al ValExpo1, ocupada por mesas al aire libre, de la tierra encontramos justo a la entrada a Robles, de La Unión. Y justo al final y en la puerta de entrada del VE2 a Luís Roche, Clypeaster, de Valencia.

En el ValExpo 1 pudimos disfrutar de la Exposición Prestige, este año dedicada a la relación entre minerales y vinos. La relación principal que vinculaba vino y minerales fueron los taninos. Así el color del vino coincidía con el color de los minerales que lo rodeaban. Quizá lo más curioso es que la pieza que cada año aparece en el cartel de la feria suele encontrarse en alguna de las vitrinas de esta exposición, sin embargo este año no estaba.

 Carpas

Carpas de diversos tamaños acogen a comerciantes de todo el mundo. Las calles de Santa María de las Minas se transforman. En las carpas abunda la venta en lotes. Marroquíes, chinos, indios, y muchos europeos, entre otros, comparten espacio.

También encontramos carpas de bisutería y joyería. Otras de materiales vinculados al coleccionismo: cajitas, peanas, martillos, mazas… Y algunas carpas con vitrinas que albergan verdaderos tesoros.

En la zona de carpas, de la tierra localizamos a Jurado, de Jurado Minerals, y a Eliecer (organizador de la Feria de Minerales de La Unión). También a pie de calle Kunugi destaca a pie del Teatro, en lo que era la antigua carpa de Opalo Minerales, que ahora forma parte de Kunugi. Y compartiendo carpa localizamos a Antonio Álvarez.

Piscina

La piscina del pueblo, con más de 100 años y de aire modernista, acoge a diversos comerciantes, algún artista que vincula su obra al mundo del mineral o el fósil y diversas exposiciones. Este año destaca la exposición dedicada a los meteoritos y sus impactos.

Teatro

La tierra de los dioses. Los dioses del mineral de colección, claro. Cuando entras en el Teatro sabes que vas a ver verdaderas joyas de la naturaleza. 21 comerciantes de alto nivel hacen las delicias de los visitantes con ejemplares de minerales solo aptos para algunos bolsillos.

Lo que comenzó siendo el lugar de origen de la feria en 1962, en el que se intercambiaban minerales, hoy es el epicentro del mineral de alto nivel.

Aunque este año nos hemos quitado la espinita y nos hemos estrenado con una pequeña pieza de fluorita con galena la Rogerley Mine que encontramos en el puesto de nuestro amigo Corrado Vietti.

De la tierra, Luis Burillo dominando la entrada principal a la derecha. Todavía no tengo una pieza suya en la colección, pero quien sabe. Para el recuerdo queda una galena espectacular que llevó y vendió en 2014. Toda una tentación que hubiera acabado con gran parte de mi presupuesto para ecomMinerals.

Colegio

jacinto-gallego-santa-maria-de-las-minas-2016

¿Un jacinto gallego? ¡¡!!

La zona dedicada a los comerciantes se reduce al patio del liceo. Destaca un expositor de la zona que lleva material local y una artista que elabora joyería artesanal con plata. Aunque la sorpresa nos la dio un Jacinto de Compostela, etiquetado con localidad Santiago de Compostela, y origen Galicia. Ahí queda eso. Casi casi pone type locallity, aunque eso hubiera justificado los 150€ que pedía por la pieza. Queremos suponer que por ser Jacinto de Compostela, y desconociendo la localidad, lo bautizaron gallego, pero vamos, que estamos seguros de que era valenciano de «pro».

Parque Jules Simon

El rincón mágico de la feria, en el que disfrutar de los minerales expuestos en las carpas sin presiones y sin asfalto, lo que hace que la sensación térmica sea menor y el ambiente más amigable.

30 expositores, una zona amplia de picnic y la zona de juegos para los niños, con muchos y diversos talleres.

De la tierra, GeoTerra Minerales, de Madrid, con verdaderas joyas, de las cuales para que vamos a mentir, nos hemos traído unas cuantas a casa.

Visión general de la feria

Este año el comentario general era la falta de novedades, y la relación calidad-precio elevada. El primer día todos fuimos muy escépticos, pero con la búsqueda activa al final iban apareciendo algunos que otros tesorillos.

Si hay algo que destacar, es el gran número de colecciones «antiguas» que este año parecían dominar el mercado.

En general es una feria imprescindible para cualquier apasionado de los minerales. En nuestras idas y venidas nos encontramos con muchos coleccionistas y comerciantes españoles que como nosotros iban en busca de esa pieza que te haga sentir orgulloso de tu colección.

En cuanto a precios, en general elevados. Juzguen ustedes.

El mundo mineral asiático ataca

Cabe destacar que desde el año pasado Santa María de las Minas coincide con Hong Kong. O más bien, los organizadores de Hong Kong han hecho que coincida con Santa María de las Minas. Este hecho que aunque sin confirmar, parece que ha empezado a transformar la geografía mineralógica de la feria, ya que este año han fallado algunos de los expositores chinos más clásicos. ¿Supondrá esto una lucha abierta entre Santa María de las Minas y Hong Kong por conseguir a los mejores comerciantes de minerales? Sabemos de buena tinta que desde Hong Kong han estado intentando cautivar a más de un comerciante nacional para que cambie de feria. Pero solo hay que fijarse en la url del evento asíatico, mineralandgem.com, que coincide con el nombre con el que se conoce el evento de Santa María de las Minas, para sospechar cuál es el objetivo. El tiempo dirá.