Salir a buscar minerales es una actividad enriquecedora que además de ayudarnos a aumentar nuestra colección con nuevas muestras nos acerca a la naturaleza, razón por la cual siempre hay que aproximarse al entorno con respeto y sabiendo que tanto en minas como canteras hay que llevar cuidado y tomar las medidas de precaución necesarias para que la salida de sus frutos, buenos ejemplares de minerales.

¿Cuál es el equipo imprescindible para salir a la sierra a buscar minerales?

  • Martillo de geólogo, marro, maza. Suele tener una empuñadura de madera, goma o plástico que amortiguael impacto, asegura una buena sujeción y permite unos golpes enérgicos. La mejor opción es elegir un mango de madera. Mientras que el martillo de geólogo es imprescincible para salir de fósiles, cuando vamos a buscar minerales es intereante contar con una buena mada de 1,5 o 2 kg, que nos permita golpear con energía los cinceles. Para partir grandes piezas o despejar frentes necesitaremos algo más contundente, un marro de 3 o 5 kg nos ayudará en esa tarea.
  • Pata de cabra. Ideal para mover bloques grandes o para separar fragmentos de roca de gran tamaño. No debemos olvidar que en las mejores piezas aparecen en geodas a las que hay que llegar a base de esfuerzo y trabajo.
  • Cinceles. Los cinceles son imprescindibles para ayudarnos a partir la roca y ayudarnos a acceder a las vetas o geodas en las que crecen los minerales. También nos ayudarán a recortar los ejemplares que vayamos recolectando para que nuestras muestras de minerales tengan un tamaño adecuado y no nos llevemos a casa piezas con demasiada matriz.
  • Gafas protectoras. Los ojos pueden sufrir heridas al saltar esquirlas de roca cuando se trabaja con martillo y cincel.
  • Guantes resistentes. El trabajo recurrente con los martillos y cinceles, así como el arrastre sobre la tierra para ir despejando la zona en la que estamos trabajando puede dejarnos las manos hechas polvo si no las protejemos con unos buenos guantes de trabajo.
  • Casco protector. Imprescindible si vamos a buscar minerales en el interior de minas, en cuyo caso el casco incluirá un frontal que ilumine nuestro camino. En el exterior, canteras, terreras, no es necesario, a excepción que nos vayamos a poner en una zona con riesgo de desprendimientos.
  • Material para registrar los ejemplares: A día de hoy esto es todavía más facil con las nuevas tecnologías. Llevando un smartphone podemos vincular la localización gps a nuestras fotos, además, podemos consultar bases de datos para llevar a cabo la identificación in situ, oconsultar nuestra propia colección.
    Pero si nos sigue gustando escribir a mano, el bloc de notas, lápiz, bolígrafo, resultarár útiles para poder llevar a cabo una posterior identificación de los minerales y las características del entorno geológico.
  • Lupa o triplete: imprescindible para ver e identificar minerales micromount, de pequeñas dimensiones pero increible belleza. Suelen ser los cristales más pequelos los que presentan una cristalografía más perfecta.
    Cámara de fotos: compacta, reflex, smartphone… cualquier tipo nos servirá para inmortalizar la salida de campo y tener un recuerdo de aquella salida en busca de minerales.
  • Material de envolver para llevar las piezas a casa: papel de periódico para piezas poco delicadas, papel suave o plástico de burbujas para piezas frágiles y bolsas transparentes con cierre o cajitas de plástico para pequeños hallazgos.
  • Mochila. La mayoría de las piedras son sensibles al transporte. Después de envolver bien las piezas, se han de colocar las más pesadas en la parte inferior de la mochila y cuidar que ninguna piedra empuje directamente a otra.
  • Ropa adecuada y botas de montaña. Sobre todo, ropa cómoda. Si se visita una mina, es recomendable dispones de un mono de trabajo, ya que por norma general suele haber mucho polvo y en caso de tener que arrastrarnos para acceder a alguna galería no estropear la ropa de diario. En ocasiones, puede ser que haya agua en el interior de la mina, en cuyo caso serán necesarias unas botas de agua.